Un incendio calcina miles de hectáreas de una de las reservas naturales más importantes de Centroamérica

10 de Abril del 2018

Univision

 

La reserva de Indio Maíz, en Nicaragua, lleva siete días ardiendo. El gobierno de Daniel Ortega minimizó el siniestro los primeros días, pero la destrucción es palpable: 5,400 hectáreas carbonizadas, según organizaciones que trabajan en la zona, y una rica flora y fauna en peligro.Desde hace siete días un voraz incendio forestal calcina sin control la Reserva Biológica de Indio Maíz cuyo hábitat alberga 70% de la biodiversidad de Nicaragua. Las llamas han carbonizado 5,400 hectáreas, según las organizaciones que trabajan en la zona, y las autoridades todavía no logran sofocar el siniestro.

El incendio se originó el pasado martes, 3 de abril, en los alrededores de la comunidad “Siempre Viva”, ubicada a unos seis kilómetros de San Juan de Nicaragua, la municipalidad más cercana a Indio Maíz, considerada una de las reservas naturales más importantes de Centroamérica.

Lorenzo Martínez, vicepresidente del gobierno Comunal de Indian River, relató a Univision Noticias que cuando fueron notificados del siniestro, alrededor de 200 comunitarios trataron de sofocar las llamas. Pero fue infructuoso. “Es enorme, el incendio es enorme”, describió.

Las autoridades regionales del gobierno del comandante Daniel Ortega, incluido el Ejército de Nicaragua, no prestaron la ayuda pertinente los primeros días del incendio, según la Fundación del Río, organización no gubernamental que trabaja en la conservación de esta selva húmeda tropical.

De hecho, el gobierno de Ortega calificó el incendio como “controlable” los primeros días. Los datos oficiales afirmaban que solo afectaba a 700 hectáreas, pero este lunes tuvieron que admitir el desastre ecológico. La vicepresidenta Rosario Murillo informó que 3,585 hectáreas han sido afectadas. Sin embargo, Amaru Ruíz, biólogo y director de la Fundación del Río, considera que los daños son mucho mayores. Desde el primer día del incendio, Ruiz ha seguido a través de los satélites MODIS y VIIRS de la NASA el comportamiento de las llamas, y ha calculado en 5,400 las hectáreas quemadas.
Defensa Civil también ha insistido en que las llamas no afectan la zona núcleo de Indio Maíz, donde existe una innumerable variedad de árboles. El conservacionista y el mayor científico ambiental de Nicaragua, Jaime Incer Barquero, dijo que es una zona “superlativamente exuberante”. “Hay más especies (de árboles) de todo lo que podás encontrar en los Estados Unidos y Canadá conjuntamente, por la misma condición de ser una reserva húmeda tropical”, afirmó.

“El incendio está en la zona de amortiguamiento y no en zona núcleo”, insistió el general de brigada Rogelio Flores Ortiz, jefe del Estado Mayor de Defensa Civil.

Sin embargo, el biólogo Ruiz no está de acuerdo con esa afirmación y asegura que, tras una superposición del mapa de zonificación de Áreas Protegidas, se puede decir que el incendio sí que está en la zona núcleo de la reserva biológica.

Indio Maíz mide 2,600 cuadrados y es una de las reservas mejores preservadas en Nicaragua. Está asentada en el sureste del país y en su ecosistema hay animales como jaguares, venados, perezosos, jabalíes, pumas e incluso manatíes. Para ilustrar la importancia, el científico Incer Barquero dijo que de las 700 especies de aves que se conocen en Nicaragua, 450 anidan en Indio Maíz.

“Los comunitarios han visto osos perezosos quemados, cusucos (armadillos) y culebras hechos carbón, pero la reserva es una zona tan grande que no hemos podido contabilizar bien”, narró el vicepresidente del gobierno Comunal de Indian River.

Gobierno de Ortega rechaza ayuda de Costa Rica
Ante el avance de las llamas y la destrucción de la selva, el gobierno de Ortega envió un contingente de 800 militares con diez lanchas rápidas y cinco medios aéreos. Este lunes, la fuerza áerea mexicana envió el helicóptero apagafuegos modelo MI17, que cuenta con una capacidad de carga de 450 galones.

Pero lo que causó más desconcierto frente al desastre fue la decisión del mismo gobierno de rechazar la ayuda de 40 bomberos forestales de Costa Rica, quienes no pasaron de la frontera con Nicaragua ante el anuncio del viceministro de Gobernación de Ortega, Luis Cañas, de que no eran necesarios en la labor de sofocar el siniestro.

“El viceministro Cañas informó que el Ejército nicaragüense incorporó más efectivos (militares) a las labores del control del fuego, por lo que ya no es necesaria la ayuda costarricense”, se lee en el comunicado oficial del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica.

Los bomberos especializados ticos traían bombas, drones y un sistema especial de radiocomunicaciones, debido a lo inaccesible de algunas zonas de Indio Maíz. Las organizaciones ambientalistas han señalado que el gobierno de Nicaragua no tiene capacidad para atender un evento de esta magnitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *