Reserva Biológica Indio Maíz está en el olvido

13 de Septiembre del 2018

La Prensa

 

Aunque el incendio que devoró por diez días la Reserva Biológica Indio Maíz atrajo la atención nacional e internacional, el problema de fondo que atenta contra el área protegida es el avance de las invasiones de colonos, las cuales se mantienen, aseguró la organización ambiental Fundación del Río.

La llegada de más forasteros a la reserva provoca que los asentamientos ya establecidos se amplíen, los cuales son focos “desde los que se dirige y profundiza aún más la invasión”, se lee en el boletín informativo que produce la organización Fundación del Río, que también fue la primera en alertar al país sobre el desarrollo del incendio de abril.

Gabriel Jaime, integrante de la organización, explicó que el tercer monitoreo que han realizado fue a finales de agosto en la zona sur de la Reserva, cerca a los límites con el municipio El Castillo, Río San Juan.
En su recorrido encontraron problemas de despale, aserrado de madera y construcción de cabañas y “champas”, de los colonos.

“La gente sigue entrando, la gente sigue tomando tierra”, expresó Jaime. La visita de campo que realizaron incluyó la inspección en las cabeceras de los ríos Dos bocas, Caño Negro y Caño Blanco.

El ambientalista explicó que, además de la construcción de estructuras más sólidas, se está practicando agricultura; hay grandes plantaciones de arroz y maíz.

La lógica de las personas que llegan a la Reserva es despalar, siembran por uno o dos años, y después convierten la tierra en potrero, dando paso a la actividad ganadera, la cual también se ha registrado en la zona. De hecho, el año pasado, los líderes del Gobierno Territorial Rama y Kriol denunciaron la práctica ganadera en la reserva ante el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), pero este nunca se pronunció sobre las acciones legales que tomaría respecto al caso.

Lea también: Incendio quemó el área mejor conservada del país

Y mientras el Marena asegura que reforesta y protege las áreas de conservación del país, Indio Maíz (de 2,639 kilómetros cuadrados) sigue bajo la invasión de terceros.

Jaime explica que varios de sus técnicos hablan con la población que llega asentarse, por eso afirmó que “hay como un sentimiento que se les ha ofrecido la tierra, y que van a quedarse”, dijo.
Negocio con la tierra protegida

Las llamas consumieron, según el Gobierno, 5,945 hectáreas de bosque, parte de ella correspondía a la Reserva Biológica Indio Maíz. Pese a que el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales debió presentar información sobre el impacto del siniestro, poco se sabe del estado actual de la Reserva.

Lea además: Llamado urgente para rescatar la Reserva Biológica Indio Maíz

No obstante, a través del monitoreo que han realizado técnicos de Fundación del Río se conoció que en el municipio de El Castillo, Río San Juan, se han conformado redes de traficantes de tierras dedicados a delimitar áreas en el bosque y después venderlas a colonos procedentes de otros municipios del país, como El Ayote, Nueva Guinea, El Rama, y demás.

Cabe mencionar, que el reclamo por respuestas contundentes por parte del gobierno para atender el incendio en Indio Maíz fue uno de los detonantes de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua. La Policía Nacional también reprimió esa protesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *