Proyecto de energía solar premia a invasores de la Reserva Indio Maíz

08 de Enero del 2019

Onda Local

El Ministerio de Energía y Minas planea beneficiar con paneles solares a colonos que se encuentran en la zona núcleo de la Reserva Biológica Indio Maíz como parte de un proyecto de energías renovables, con fondos de la República de Corea del Sur, lo cual constituye una forma de premiar y promover la invasión de la Reserva, denunció la Fundación de Río (FDR). La sede de esta organización ambientalista se encuentra tomada por la Policía Orteguista, luego que la Asamblea Nacional le canceló arbitrariamente la personalidad jurídica.    

La licitación para implementar las obras de dicho proyecto incluye la localidad de Samaria, municipio de El Castillo, situada dentro de la zona núcleo de la Reserva Indio Maíz. “Esta supuesta comunidad es realmente el sector de colonización más activo de toda la Reserva y donde se registran los principales impactos ambientales del área protegida. Esta zona, que también abarca parte del territorio Rama-Kriol, avanza en la deforestación que provocan los invasores que llegan atraídos por una fuerte dinámica de compra-venta de tierras dedicadas casi exclusivamente a la ganadería”, señala la denuncia de la FDR.

La Fundación del Río agrega que desde 2016 han dado seguimiento a esta situación y conocieron que operarios de la municipalidad El Castillo prometieron a colonos los paneles solares a cambio de los votos y fidelidad al partido de gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Asimismo, indicaron que no es la primera vez que han identificado la participación de instituciones públicas respaldando la invasión a la Reserva Biológica Indio-Maíz, pero sí es la primera vez que constatan el involucramiento de un país externo.

Para la Fundación del Río, estas acciones violan las leyes nicaragüenses y los derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes, por lo que llamó a la Embajada de Corea del Sur y al Banco de Exportaciones e Importaciones de Corea (EXIMBANK) a revisar dicho caso y hacer los ajustes necesarios para asegurar que sus proyectos no atenten contra los bosques y áreas protegidas del sureste de Nicaragua.

La FDR destacó que esta información fue remitida tanto a la Embajada como a EXIMBANK  desde noviembre del año pasado, pero no obtuvieron ninguna respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *