¿Cómo salvar el área?

Según la situación actual que se vive la Reserva Biológica Indio-Maíz, se requiere que el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA) lidere, en coordinación con el Ejercito de Nicaragua, Policía Nacional y la Procuraduría de la República, las siguientes acciones:

1) Reactivación de los puestos de control dentro de la Reserva y destinar recursos humanos y financieros para detener la entrada de más personas al área protegida.

2) Definir y ejecutar un plan de reubicación de las familias que se encuentran establecidas en la Reserva.

3) Procesar a las personas que se dedican a la compra – venta de tierras. Estas personas están cometiendo un delito y por ello deben ser sancionadas según la legislación nicaragüense.

 

Rana verde

 

Paralelo a las acciones antes mencionadas se requiere que las autoridades promuevan, con amplia participación del Gobierno Territorial Rama-Kriol, pobladores y organizaciones de la zona de amortiguamiento, la implementación de los siguientes procesos:

1) Actualización del Plan de Manejo de la Reserva Biológica Indio-Maíz y aprobación del mismo.

2) Reactivación de la Comisión de la Biosfera del Sureste para seguimiento del Plan de Manejo.

3) Detener el avance de megaproyectos que acaparan la tierra y con ello favorecen la expulsión de familias hacia nuevas zonas de bosque.

4) Promover prácticas productivas amigables con el ambiente y alternativas sostenibles para diversificar la economía familiar en la zona de amortiguamiento de la Reserva.

5) Establecer mecanismos de comunicación y coordinación entre las instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil para que las acciones de conservación puedan concretarse.

6) Se deje de hostigar y criminalizar a las organizaciones que promueven la protección y conservación de los bienes naturales.

Para que todas estas acciones y procesos se apliquen es importante la participación activa de toda la ciudadanía en demanda del cumplimiento de las responsabilidades institucionales. Además se requiere el apoyo de organismos nacionales e internacionales que respalden, desde sus propias capacidades, la gestión que se realiza en la zona.

 

Desde la Unión de Organizaciones Ambientalistas y el Batallón Cívico Indio-Maíz reafirmamos nuestro compromiso con la protección de la Reserva Biológica Indio-Maíz y nos disponemos a continuar aportando, de manera individual y colectiva como lo ha hecho cada una de nuestras organizaciones desde su conformación, para generar estabilidad y buen vivir en el Sureste de Nicaragua.